lunes, 16 de enero de 2012

La Diadema de Moñes, Moñes-Piloña

Nuestra protagonista de hoy, La Diadema de Moñes, es una pieza de orfebrería céltica peninsular de lo más singular. Recuerda en su simbología al famoso Caldero de Gundestrup. Se encuentra repartida entre el Museo Arqueológico Nacional, el Museo de Saint-Germain-en-Laye de París y el Museo de Valencia de Don Juan. La figuras que la compenen han sido objeto de distintas interpretaciones que van desde creer que representa la escena de un sacrificio, como opinaron Antonio García y Bellido o José Manuel Blázquez, un culto acuático, como Francisco Jordá, o representaciones relacionadas con el Más Allá o el Otro Mundo, como Marco Simón o García Quintela, autor este último con el que volvemos a repetir hoy en la elección de la fuente. Una vez más un culto religioso vuelve a traer la idea de un mundo perfecto más allá de éste, tratando de aliviar los padeceres de la existencia; ¿otra forma de control por parte de la jerarquía de poder del momento o una forma de alivio ante la hostilidad del propio mundo?, ahí queda la cuestión al criterio de cada uno.















Réplica de La Diadema de Moñes


*Fuente: Mitos hispánicos: La Edad Antigua. Marco V. García Quintela

En ella se representa un friso de guerreros a caballo junto a otros personajes llevando dos grandes marmitas cada uno. Completan la escena diversos animales marinos. Ahora bien, en la épica irlandesa el sid, el Más Allá, se localizaba en islas que siempre se alcanzaban por barco. Allí desaparecen las jerarquías sociales y los que lo alcanzan consumen excelentes e inagotables viandas y embriagadoras bebidas. En los relatos examinados vimos como Letavia, término reconstruido a partir de todos los que hemos presentado, se situaba tras el mar; allí acudían guerreros que no regresan a casa y que viven sin jerarquías. Recordemos, igualmente, la insistencia en el tema de los jefes muertos.El texto de Estrabón sobre el río del Olvido junto con la Diadema de Mones se comprenden en el marco general de la cultura céltica. Ambos atestiguan de forma diferente la vigencia de categorías célticas sobre el Más Allá entre los pobladores del noroeste.Tenemos así atestiguado un doble discurso sobre el destino tras la muerte en la Península Ibérica. Por un lado, entre los celtíberos conocemos prácticas sin razones, las noticias sobre la cesión de los cadáveres honorables a los buitres coexistiendo con la incineración de los restantes. Por otra parte, entre los castreños conocemos discursos e imágenes sin prácticas, e intuimos parcialmente su configuración del Más Allá sin que sepamos qué hacían con los cadáveres de sus deudos. Sería tentador extrapolar de uno a otro ámbito para completar una secuencia coherente. Pero también sería inútil.

















Alrededores de Moñes, pedanía de Piloña

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica