sábado, 17 de marzo de 2012

Pilar-estela de la Necrópolis íbera de La Fuentecica del Tío Carrulo, Coy-Lorca

Volvemos al término municipal de Lorca, tan rico en testimonios arqueológicos, en concreto a la población lorquina de Coy. En el sur de la Sierra de Ceperos, a poco más de un kilómetro al norte de Coy, se halla el yacimiento arqueológico de La Fuentecica del Carrulo o del Tío Carrulo donde se halló parte de lo que fue un monumento íbero de los conocidos como pilar-estela típicos del sureste ibérico en la segunda mitad del I milenio a. C. Como parte integrante de este conjunto, destaca la escultura de un león, conocido como Bicha de Coy que hoy reposa en el Museo Arqueológico de Murcia y al que se atribuye carácter sagrado como "protector" o "guardián" de tumbas, aunque ante la carencia de fuentes clásicas que nos hablen de dichos monumentos, resulta complicado aproximarse a la verdadera función o simbología que encerrarían dichas esculturas, más allá de su carácter funerario contrastado por el contexto en el que han sido hallados.





















*Fuente: Texto explicativo de la Exposición "¿Hombres o dioses? Una mirada a la escultura del Mundo Ibérico" - Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid, Alcalá de Henares (2011)

Los restos de esta tumba tumular con remate escultórico, o "pilar estela", de la necrópolis de Coy aparecieron de manera casual, durante labores agrícolas e, en el paraje conocido como Fuentecica del Tío Garrulo, en la citada pedanía lorquina de Coy.
En un primer estudio, D. Manuel Jorge Aragoneses interpretó de modo correcto los hallazgos como pertenecientes a una necrópolis ibérica. En concreto, las piezas halladas correspondían a un magnífico ejemplar de león, tallado con rasgos orientalizantes y parte de lo que el Dr. Aragoneses interpretó como una gran "zapata" que correspondía, en realidad, a una gola con dobles volutas en las aristas, cuya función última era la de servir de soporte del león.
Correspondían, por tanto, a la parte superior y al remate de un pilar-estela al que le falta el "pilar" o columna que estaría levantada sobre la cubrición tumular de la tumba ibérica. Pese al estilo tipológico del león los investigadores, en la actualidad, piensan que la cronología de esta tumba monumento habría que fecharla en la segunda mitad -avanzada- del siglo I a. C.



















Coy

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica