domingo, 30 de diciembre de 2012

Peña Itzaga, Ardanaz-Eguesiba

Hoy nos acercamos a Navarra para conocer un monte del Prepirineo de una altitud de 1361 metros sobre el nivel del mar, la Peña de Itzaga. Siempre cuando hablamos de una montaña en este blog lo hacemos buscando su sacralidad ancestral, pero en este caso no queda del todo clara más allá de una ermita románica existente en este monte -San Miguel de Itzaga- con alguna cruz patada que puede indicar un posible origen templario y la existencia muy cerca de un castro prerromano, el castro de Santa Ágata. Todo esto, unido a la forma cónica de este monte, tan típica de los montes sacralizados, y la visibilidad del mismo a una gran distancia, nos hacen especular con el carácter simbólico que pudo tener para los antiguos habitantes de este territorio, lo que nos ha hecho, finalmente, dedicarle esta entrada.

Peña Itzaga al fondo, tras la niebla, ciclosmartincc.blogspot.com

Quede al menos como excusa esta ficha para conocer una muestra más del rico arte románico y la existencia de un poblamiento de la Edad de Hierro muy poco conocido, que aún, según las fuentes manejadas, no ha sido catalogado.
Junto a a la Peña Itzaga pasó Pedro Fermín Izko, el protagonista de El último tamborilero de Erraondo, de Arturo Campión, una obra publicada en 1918 que narra la aniquilación de un tipo de vida a cargo de la modernidad y la deforestación sufrida en el entorno, que es precisamente con lo que se encuentra el protagonista de esta obra a su vuelta tras medio siglo trabajando en Argentina, lo cual le produce una gran desazón.
Esta montaña separa los valles de Itzagaondoa y Untziti, al Norte, del valle de Ibargoiti, al Sur, y se sabe que en documentos anteriores al siglo XI se le conocía como Higa, nombre que ostenta también una cercana montaña, Higa de Monreal o Elomendi.

Ermita de San Miguel de Itzaga, F.J.Andueza

No hay comentarios:

Publicar un comentario

 
Tweets por @IberiaMagica