martes, 12 de febrero de 2013

Lápida romana dedicada a Zeus-Serapis, Quintanilla de Somoza-Luyego

Hoy volvemos a Quintanilla de Somoza, en la Maragatería, localidad del municipio de Luyego. De este último topónimo también citamos anteriormente su posible vinculación con el teónimo Lug. Pero volviendo a Quintanilla, mientras en nuestra anterior visita conocimos un santuario rupestre existente en los alrededores del pueblo, hoy nos queremos hacer eco de una lápida del siglo III d. C. del Museo de León que fue hallada en un lugar no detallado de Quintanilla de Somoza, pero que en su momento formaría parte de un umbral o entrada a una casa como símbolo protector. Esto último se ha deducido por la mano abierta que preside dicha lápida, símbolo de hospitalidad, que solía situarse a la entrada de muchas viviendas romanas. A parte de la mano hay que destacar el sincretismo que se da en una inscripción que une los teónimos del dios griego Zeus y el greco-egipcio Serapis en uno sólo, unido al epíteto Iao.

ayto-luyego.es

*Fuente: museodeleon.com

Texto y motivos de este epígrafe del siglo III hallado en Quintanilla de Somoza, están entre los más atípicos de las lápidas leonesas. La mano abierta, gesto inequívoco de humanidad, simboliza, desde la prehistoria, la aspiración de inmortalidad por medio del contacto con lo divino, y es, además, un signo universal de concordia, hospitalidad y amistad. A su vez, el templo o edículo que la cobija, se compone de columnas, frontón y tondos, sintagmas básicos de la arquitectura de todos los tiempos, aquí vertidos a un esquema clásico que refleja las formas sencillas y esenciales del orden geométrico: cuadrado, triángulo, círculo. La dedicatoria incisa en el tímpano y en la palma de la mano y escrita en griego dice: Eis Zeus/ Serapis/ Iao, una invocación a un “Único Zeus Serapis Iao” y es fruto de un sincretismo religioso entre divinidades, grecolatina y oriental (el egipcio Serapis), junto a un epíteto de carácter providencial (Iao). Su emplazamiento original en un umbral o marco de entrada, en el que la mano abierta protege y ampara, reincide en esa vocación de salutación y bienvenida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica