martes, 16 de julio de 2013

El rito de las cabezas cortadas en La Hoya, Laguardia

En lo que fue territorio berón, al pie de la Sierra de Cantabria, en Laguardia, municipio de La Rioja Alavesa, se ubica el poblado de La Hoya, un yacimiento que ya visitamos en su momento para hablar de la evidencia de un culto fundacional, además de su necrópolis. Hace pocos días, gracias al grupo de FB de Céltica Hispana, supimos que en este yacimiento arqueológico se documentó, además, el ancestral rito de las cabezas cortadas a través de tres testimonios, aspecto que desconocíamos cuando publicamos la anterior entrada en este blog, de ahí que volvamos hoy para dar fe en nuestra bitácora de tan trascendental aspecto en las creencias de estos pueblos de cultura céltica, aunque, todo hay que decirlo, no fuera una práctica exclusiva de ellos.

Los tres testimonios relacionados con este ritual serían los siguientes:

-Un recipiente cerámico con los restos de una bóveda craneal humana, que ha sido interpretado como el depósito ritual de una cabeza cortada. Éste, además, se localizó en un recinto, que por su estructura y otros objetos hallados, ostentaba un carácter especial o sacro.
-El cadáver de un varón joven decapitado.
-Y, por último, la representación de una figura acéfala en una piedra arenisca hallada ante lo que parece ser fue un edificio singular del poblado.

Poblado de La Hoya - ciao.es

*Fuente: El rito de las cabezas cortadas en el poblado de La Hoya. Laguardia. Álava. Armando Llanos Ortiz de Landaluze

Es bien conocido como desde el paleolítico inferior, estos cultos al cráneo se dieron de manera habitual a lo largo de los tiempos. Bien con rituales de carácter antropofágico, mágico o funerario. Estos rituales se han prolongado entre tribus actuales, incluso entre nuestra sociedad, como veremos más adelante. Rastros de este ritual se han encontrado extendidos por muchos yacimientos y representados principalmente en esculturas, tan conocidas como las «têtes-coupées» galas, que pueden ponerse, de alguna forma, en relación con esto, así como representaciones en objetos de arte mueble, pasando a formar parte de su ornamentación. También clarificadoras son las citas literarias antiguas que hacen relación a la costumbre de los celtas de conservar los cráneos de los enemigos muertos. El colgar las cabezas de los enemigos muertos, después de las batallas, del cuello de sus caballos y colgarlas en las entradas de sus viviendas, nos lo refiere Estrabón haciendo extensiva esta costumbre a la mayor parte de los pueblos del norte. Diodoro, en un texto relata la costumbre de las tropas hispanas, en la conquista de Saliente por los cartagineses, de cortar las cabezas a los enemigos y clavarlas en sus lanzas. En nuestro caso son varios los testimonios localizados en la excavación de La Hoya, en los que encontramos indicios para pensar que algún tipo de ritual, en torno a estas costumbres, se debió dar en este poblado, al menos durante la fase de celtiberización, a la que corresponden estos testimonios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica