sábado, 28 de septiembre de 2013

¿El más antiguo culto a los muertos conocido en Sima de los Huesos?, Ibeas de Juarros

Nos acercamos a la Sierra de Atapuerca, al término municipal de Ibeas de Juarros, en la comarca de Alfoz de Burgos. Allí, como es bien sabido, se encuentran los más importantes yacimientos, en el mundo, para conocer la evolución humana, pues hasta cuatro han sido las especies de homínidos halladas en esta sierra puente entre la Cordillera Cantábrica y el Sistema Ibérico. De uno de estos yacimientos, en concreto el de la Sima de los Huesos -el mayor yacimiento de fósiles humano conocido-, en la Cueva Mayor, se dice pudo ser el más antiguo cementerio humano conocido hasta el momento. Así lo creen sus estudiosos, pues la gran abundancia de restos óseos de homínidos de la Sima de los Huesos no parecen haberse hallado allí por azar, ni por haber sido víctimas de posibles predadores que allí les llevaran, sino por ser seguramente el resultado de un comportamiento deliberado a cargo de los distintos homínidos que por allí pasaron y que pudiera denotar un posible culto a los muertos.
Los más antiguos restos son de hace casi medio millón de años, del Homo heidelbergensis, por lo tanto se escapan un poco a los testimonios cultuales de la Prehistoria que aquí traemos relacionados con nuestra propia especie y, por tanto, muy posteriores, a pesar de lo cual he creído conveniente traer a este humilde rincón, pues son antepasados nuestros que también dejaron sus huellas en nuestra Península Ibérica y, quién sabe, pudieron ser modelo para posteriores especies de homínidos, incluida la nuestra, aun de modo indirecto.

La Sima de los Huesos - conoceatapuerca.blogspot.com

*Fuente: R.Romar - lavozdegalicia.es, 21/07/2012

Los humanos practicaban ritos funerarios hace más de 400.000 años. No eran sapiens, la especie de la que derivamos los actuales humanos y que por aquel entonces aún no había surgido en la tierra, pero también eran homínidos. Eran, muy probablemente, representantes del Homo heidelbergensis, los antecesores del neandertal, que vivían en la sierra burgalesa de Atapuerca hace entre 400.000 y 450.000 años y que ya honraban a sus muertos.
Esta hipótesis, defendida por los investigadores del yacimiento, se ha visto reforzada con el hallazgo de una falange distal en la Sima de los Huesos, donde se acumula la mayor colección de fósiles humanos de la historia.
El hallazgo de la falange del dedo meñique del pie es importante porque descarta la teoría que apuntaba a que los cadáveres fueron llevados allí por sus presas. Si fueran animales carnívoros también hubieran devorado estos minúsculos huesos. «Es la prueba más antigua de un comportamiento humano simbólico de tipo funerario», explicó Juan Luis Arsuaga, codirector de Atapuerca. Su colega y también corresponsable del yacimiento, el coruñés José María Bermúdez de Castro, asegura que el hallazgo «encaja en nuestra hipótesis, que seguiremos defendiendo hasta que no se demuestre lo contrario, porque en este lugar existe una acumulación intencionada de cadáveres que demuestra que la conciencia, la religión o el respeto a los muertos no son solo algo propio de nuestra especie, sino que antes había otras que también lo tenían». En la zona también se localizó un bifaz -herramienta lítica prehistórica- de sílex asociada a ritos funerarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica