jueves, 12 de septiembre de 2013

La Cueva de la Peña, San Román-Candamo

Volvemos al valle del río Nalón, concretamente a San Román, parroquia del concejo asturiano de Candamo. En lo alto de una ladera escarpada del margen derecho del Nalón, en la conocida como Peña de Candamo, se encuentra la Cueva de la Peña o Cueva de Candamo, con pinturas rupestres pertenecientes al Solutrense, de unos 18.000 años, aunque para algunos grabados, como el de "la foca", se le otorga una antigüedad mayor, de 30.000 años en este caso. La cueva se compone de varias salas con representaciones zoomorfas en el Salón principal o puntos y líneas en la conocida como Sala baja de los signos rojos. No hay constancia de que hubiera sido utilizada como vivienda -sí en una cavidad cercana-, lo que hace pensar que nos encontramos ante un santuario de nuestros antepasados del Paleolítico, siendo, una vez más, por tanto, el sentido mágico-ritual de estas pinturas la interpretación mayoritaria.

Mabel Fernández Vega
*Fuente: cueva.org

A escasos metros de la entrada dejamos a nuestra izquierda una oquedad llamada "Vestíbulo", inmediatamente a la derecha se abre una amplia sala: la "Sala baja de los signos rojos". Allí observamos un conjunto que contiene algunos puntos rojos, varias líneas verticales y otra oblícua, y algunos signos más, uno de ellos triangular. Las interpretaciones sobre su significado han sido numerosas.
De vuelta a la galería de entrada tras ascender ligeramente llegamos a la entrada del Salón Principal, una vez franqueada nos encontramos en una amplia sala de amplias proporciones: 25 metros de largo, 20 de ancho, y 15 de alto. Abajo, a nuestra de derecha, se encuentra el muro de los grabados, de 6 metros de largo y 8 de alto. En él se mezclan y confunden numerosas figuras pintadas y grabadas que desgraciadamente están muy mal conservadas debido al mal uso que recibió esta cueva.

Se distinguen tres grandes agrupaciones. Arriba a la izquierda se encuentra el primer grupo en el que vemos ciervos, bisontes, un rebeco, y un antropomorfo con rasgos animales.Un poco más abajo y a la derecha encontramos la segunda agrupación relacionada con la anterior por la cabeza de un rebeco. Está compuesta por las imágenes de varios bóvidos y ciervos, uno de estos últimos tiene una lanza en los cuartos traseros, la cabeza de un caballo, una cabra y un nuevo antropomorfo de aspecto bestial con el sexo muy marcado. Los animales miran a derecha e izquierda y están cruzados por numerosos signos.
Sobre este conjunto una cabeza de bóvido y otra de cierva nos llevan hacia el último gran conjunto. Está formado por bóvidos, bisontes y caballos que miran hacia la izquierda. Un gran ciervo orienta su cuerpo hacia la derecha, pero está asaeteado de venablos y vuelve su cabeza a la izquierda.
En otras partes del salón de los grabados encontramos más representaciones: dos cabezas de caballo y una cierva en el Mogote Estalagmítico. Un caballo grabado pintado en siena y signos en negro en el Talud Estalagmítico.

La Peña de Candamo - Juan Luis Menéndez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica