martes, 28 de enero de 2014

Los Carochos de Riofrío, Riofrío de Aliste

Todavía nos encontramos cerca del inicio del año, con lo que queremos seguir trayendo mascaradas de invierno. La de hoy es muy notoria y se celebra todos los primeros de enero en la localidad de Riofrío de Aliste, en la comarca de Aliste, siendo conocida como Los Carochos de Riofrío. Carochos tiene también la denominación, en otros lugares, de Zangarrones. La mascarada consta de distintos personajes que van por las calles y por las casas recaudando el aguinaldo. Antropólogos ilustres como Julio Caro Baroja tuvieron gran interés en estudiar este tipo de mascaradas, incluida la de Los Carochos de Riofrío. En otros lugares de Aliste y de más comarcas como la de La Carballeda y la de Sanabria se las conoce como La Obisparra. Carochos significa en portugués "diablos" y escenifica la lucha del bien y el mal, o de la oscuridad y de la luz, tran propia en esas fechas tan cercanas al Solsticio de invierno. Es un auténtico teatro popular ancestral por las calles del pueblo, en las que se practican una serie de rituales para ahuyentar el mal y atraer la fertilidad, como provocar humo, ruido de cencerros -o de cencerras-, tiznar con carbón, rociar con ceniza o trazar círculos. A continuación traemos las líneas que dedicó, en la reciente celebración de 2014, El Norte de Castilla, además de un vídeo ilustrativo donde se entra en mayor profundidad a analizar este festejo.

Los Carochos. Nerea Martín Sánchez

*Fuente: elnortedecastilla.es

Los once integrantes de la mascarada de invierno 'Los Carochos' irrumpieron este miércoles por las calles de la localidad zamorana de Riofrío de Aliste, coincidiendo con la fecha del Año Nuevo. Esta tradición, declarada Fiesta de Interés Turístico de Castilla y León desde 2002, se desarrolló a lo largo de toda la jornada en la pequeña localidad alistana de poco más de 300 habitantes.
Hacia el mediodía, hicieron acto de presencia los dos diablos, protagonistas principales de la 'obisparra', con su atuendo negro envueltos en humo y en medio de un ensordecedor ruido de cencerros. Les siguieron el grupo de los gitanos, con un carro tirado por burros, que con sus chascarrillos intercambiaron entretenidos diálogos con los espectadores presentes en el rito carnavalesco. Los cuatro guapos y el personaje del Lino, un actor con libertad de movimientos en todo el ceremonial carnavalesco, cerraron la comitiva festiva.
Los once personajes que componen este rito celebrado en Riofrío de Aliste son el diablo grande, el chiquito, el gitano, la filandorra, el molacillo, el ciego de atrás, el del tamboril, el del Cerrón, la Madama, el Galán y el del Lino.
Cada 1 de enero, los componentes de esta tradición pre-teatral muy arraigada en esta localidad alistana visten sus originales y estrafalarios trajes para pedir el aguinaldo a cada una de las familias y desearles el Año Nuevo como cada ciclo carnavalesco.
'Los Carochos' tienen una segunda versión infantil, conocida como 'El Antruejo', que tiene lugar en carnavales. Ese es el “semillero” para que durante tantos años se haya mantenido la ceremonia pagana en un sitio tan alejado de las grandes vías de comunicación y muy próximo a la frontera portuguesa.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica