viernes, 21 de febrero de 2014

El Hércules de la calle de San Clemente, Talavera de la Reina

Volvemos, por tercera vez, en lo que va de año, a Talavera de la Reina; algo normal cuando nos encontramos en una población de gran riqueza arqueológica y lejano pasado. En una reciente visita al Museo de Santa cruz de Toledo, contemplé esta representación en bronce de Hércules -el Herakles griego- datada en la primera mitad del siglo II d. C., hallada en 1996 en la talaverana calle de San Clemente, muy cerca de lo que fue el foro romano de la ciudad romana de Caesaróbriga, que, como ya dijimos, se encontraba bajo la actual Plaza del Pan.
Es bien conocida la vinculación de este héroe de la mitología helena con la Península Ibérica, pues uno de sus "Doce trabajos" le trajo a los confines occidentales de la oikoumene, o mundo conocido de por aquel entonces, es decir, a nuestra península, colocando, según cuenta la leyenda, sus famosas Columnas en uno y otro lado del actual Estrecho de Gibraltar, columnas que forman parte del escudo de uno de los dos Estados en los que ha quedado dividido la antigua Iberia.



*Fuente: Europa Press.

Con más de medio metro de longitud y alrededor de nueve kilos de peso, la estatua está realizada en bronce con la técnica de cera perdida. Representa a un personaje masculino, desnudo y de caracteres atléticos, cuyo rostro tiene barba y está ligeramente girado hacia la izquierda. Su mano derecha se encuentra extendida hacia abajo, en actitud de apoyarse o prender algún objeto. Como se puede observar, le falta el brazo izquierdo y parte del pie derecho, conservando el derecho sólo hasta el empeine.
Hércules era el nombre en la mitología romana del héroe de la mitología griega Heracles. Era hijo de Júpiter, el equivalente romano del dios griego Zeus, y la mortal Alcmena. Llevó a cabo doce grandes trabajos, llamados 'Los doce trabajos de Heracles' y fue divinizado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica