domingo, 15 de junio de 2014

Protección ritual de la muralla del Puig de la Nau, Benicarló

No sabemos si los restos de huesos infantiles de la muralla del poblado íbero del Puig de la Nau -según se dice la ciudad de Histra de los ilerkavones-, en Benicarló, municipio del Bajo Maestrazgo, provinieron de un sacrificio humano infantil o, a modo de protección del poblamiento, se utilizaron los huesos de un niño fallecido por causas naturales o de otro tipo no atribuibles a un ritual de sacrificio. Independientemente del origen de la muerte, llama la atención su ubicación en la muralla, práctica repetida en distintos poblamientos, ya sean del ámbito íbero o céltico, y ya sea con humanos o animales.
Como triste anécdota, decir que parte del Puig de la Nau se utilizó como cantera, destrozando gran parte del yacimiento. Esta montaña tiene una forma piramidal, tan típica de muchas de las montañas sacralizadas. En el Puig de la Nau no sólo existen restos del periodo íbero, sino también de la Edad del Bronce.

Puig de la Nau - arqueotur.org

*Fuente: Sacrificios y "mala muerte" en el Registro Arqueológico de los yacimientos ibéricos - Arturo Oliver Foix

Aunque parte de los enterramientos se dan en vivienda, hay que indicar que en algunas ocasiones se encuentran en almacenes, como vemos en el Puig de la Nau de Benicarló, situación que se repite incluso en la etapa romana, como sucede en Denia o en Lérida. En el mismo yacimiento del Puig de la Nau sehan localizado restos de huesos infantiles en la propia muralla.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica