lunes, 14 de julio de 2014

La Piedra del "Ovni" y la Laguna de Salicor, Campo de Criptana

Desconozco el motivo del nombre de esta piedra -Piedra del "Ovni"- de Campo de Criptana, en La Mancha Alta, pero sí he comprobado, a través de fotografías, la existencia de petroglifos en la misma. Se encuentra bajo lo que parece una coscoja o chaparro, junto a la Laguna de Salicor, que, en época estival, se suele desecar, mostrando la gran salinidad que acumula en su fondo, lo que constituye una impactante estampa. Según los entendidos en energías telúricas, en dicha piedra se sitúa un vórtice energético de 24500 UB (de segundo rango); los rangos oscilan entre los 13500 y los 33000 UB, siendo UB el acrónimo de Unidad Bovis, por haber sido creada dicha clasificación por el radiestesista francés André Bovis. La radiestesia o rabdomancia no es considerada una ciencia por la ortodoxia, pero se puede decir que constituye una continuación en la experimentación y estudio de las prácticas milenarias de los zahoríes y la detección de las energías telúricas o líneas ley, corrientes de agua, vetas de minerales o lagos subterráneos, algo que no se debería obviar y que por tanto merece el mayor de los respetos, al acumular una sabiduría ancestral que la ciencia oficial ignora con desprecio.

Foto: senderosesotericos.wordpress.com

Pero volviendo a los petroglifos de la Piedra del "Ovni", no he encontrado ningún estudio, ni análisis sobre los mismos, por lo que se desconoce su origen, con lo que algunas fuentes explican que pudieran ser recientes, aunque, personalmente, creo que podrían ser antiguas, de la Edad del Hierro o quizás de la Prehistoria. Están constituidos por figuras circulares, además de un cruciforme, que según una de las fuentes mencionadas, marcaría el vórtice citado, situándose dentro de un círculo, con lo que parece ser la representación de una especie de Rueda de la Vida. Existe también una especie de fractura en la piedra, con aspecto de haber sido hecho deliberadamente por el ser humano y que tanto recuerda a algunos de los canalillos que se realizaban en las piedras rituales para que los líquidos ofrendados, a modo de agua o sangre de la víctima de algún sacrificio, discurrieran por él. En muchos casos se vertían como ofrenda a las divinidades que las distintas culturas situaban en los fondos de los lagos o ríos, y ahí, muy cerca, por tanto, tenemos la mencionada Laguna de Salicor, que, aunque retirada a unos cuantos metros de la roca, tiempo atrás sus aguas bien pudieran haber llegado hasta la misma. Quizás sea una divagación algo aventurada por mi parte, pero me ha recordado a esas otras "rocas-santuario" situadas junto a una laguna o río.

Laguna de Salicor - Foto: Ana Olivera Poll

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica