martes, 2 de septiembre de 2014

La Enramá, Ovejuela-Pinofranqueado

Resulta bastante habitual nuestra visita a Las Hurdes en esta web, lo que no ha de causar extrañeza si es conocida la riqueza antropológica y la abundancia en rituales ancestrales de esta comarca. Queríamos acercarnos, en primer lugar, a Pinofranqueado, a la propia cabeza del concejo del mismo nombre, para hablar de una interesante fiesta celebrada a finales de agosto, la única declarada de Interés Turístico Regional de todas Las Hurdes, como es La Enramá, pero la vamos a dejar para después de esta ficha, pues, buscando información sobre la misma, gracias al gran hurdanófilo Félix Barroso, hemos sabido que ésta no es otra cosa que una copia iniciada en el siglo XX de la celebrada en la alquería de Ovejuela, perteneciente al propio concejo de Pinofranqueado, en cuyo lugar su celebración sí que se remonta a tiempos inmemoriales.

La Enramá de Ovejuela - Foto: José Antonio Sánchez

Félix Barroso nos la define de tal forma: "el ritual de “La Enramá”, que se pierde en el túnel de los tiempos y que forma parte de las ritos de emparejamiento y en los que se rastrean también arcaicos cultos dendrolátricos." No conocemos los términos exactos de la celebración en Ovejuela, pero haciendo la comparativa con la de Pinofranqueado, copia esta última, como dijimos, de la primera, el ritual consiste en el sorteo de emparejamientos entre mozos y mozas, que serán novios por una semana -suponemos que algunos casos podría ser más duradero, si no de por vida, nunca se sabe- formando, después, lo que verdaderamente se conoce como La Enramá, que es la formación de una fila de parejas, unidas por sus manos, en una especie de ramificación humana. Por tanto, la fertilidad, lo arbóreo y la celebración, se dan la mano, igualmente, en este curioso festejo, no exclusivo únicamente de Ovejuela y Pinofranqueado; ya veremos más casos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica