viernes, 15 de mayo de 2015

Las mayas de Lavapiés, Madrid

En el castizo y céntrico barrio madrileño de Lavapiés, del que algunos dicen fue la antigua judería de Madrid, afirmación que no parece nada clara, pues este barrio nació en el siglo XV, siendo un campo de cultivo durante la Edad Media, algo que parece haber quedado acreditado cuando, recientemente, bajo la catedral de la Almudena han aparecido restos de lo que verdaderamente fue la judería madrileña, se acaba de celebrar, el pasado fin de semana, la fiesta ancestral de Las Mayas. Si en nuestra última entrada estuvimos hablando de los conocidos como "mayos" o "cruces de mayo", centrados en la Cruz de Mayo de Noez, hoy lo hacemos de Las Mayas, un festejo de claro tinte pagano, que algunas fuentes, como la que hoy traemos, en líneas de la más conocida enciclopedia de internet, remontan a tiempos romanos, aunque, como casi siempre decimos en relación a estos festejos, es casi seguro que venga de momentos históricos mucho más lejanos y, lo que es muy posible, del culto a la Naturaleza, a la fertilidad y al periodo de esplendor de mitad de primavera, lo que se celebraba, como ya se dijo, en el antiguo Beltane celta.
En la fiesta de Lavapiés se elige a una muchacha o maya por cada uno de los portales, sentándose, como si de una dama sedente íbera se tratara, en una especie de altar engalanado de romero y distintas plantas en flor como la retama. ¿No es esto otra cosa, sino, que el ancestral culto a la Madre Tierra generadora de vida?. De estas antiguas celebraciones es muy posible que provengan el culto a muchas diosas de la Antigüedad, además de los posteriores cultos marianos.

Foto: Anna Lorek - 10/05/2015

*Fuente: Wikipedia

El origen de la fiesta puede remostarse a épocas del imperio romano, que recrea a maya (en griego Μαία) que es la mayor de las siete pléyades (hijas de Atlas). En el siglo VII el clérigo Vigilia escribe una proclama para que se castigue a todos aquellos que en carnavales se disfrazan de mayas con un año de penitencia.
Hay noticias de la celebración de las mayas durante el reinado de Carlos III donde llega a prohibirse su representación a lo largo de las calles del Barrio Bajo.3 A la llegada del mes de mayo grupos de adolescentes se engalaban en las puertas de sus casas con el objeto de celebrar la llegada de la primavera.
[...] Se instalan las mayas (o majas) a lo largo de las calles periféricas a la parroquia de San Lorenzo. Cada portal de una vivienda tiene una joven (elegida entre las más guapas y honestas del barrio) y los comparsas suelen pedir donativos cantando:

Para la maya,
para la maya,
para la maya,
que es linda y galana

La chica elegida en cada casa suele colocarse en un altar finamente decorado y elaborado con almohadas, cortinajes, colchas y abundantes decoraciones florales en cada portal. Debe permanecer estática durante la mayor parte del tiempo. Durante ese día es fácil que pasen todos los vecinos del barrio delante de las mayaas. En algunas ocasiones grupos de chicos se pasean delante de las majas haciendo piropos a las candidatas. Ellas deben permanecer inamovibles a estas bromas. La recaudación de la colecta suele acabar pagando la verbena que se celebra al final de la jornada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Tweets por @IberiaMagica