viernes, 5 de mayo de 2017

La xana-cuélebre de la Braña de Leiriella, Leiriella-Valdés

Hoy traemos la historia de una xana o, lo que es lo mismo, una 'encantá' en lugares más meridionales; una anjana en Cantabria; una moura en Galicia o Portugal; o mora en otros muchos lugares; e incluso lo que sería una especie de diosa Mari en la mitología vasca. Pero estamos en Asturias, en su parte occidental, en tierra de vaqueiros de alzada, de ahí que su denominación sea la de xana. Pero, a pesar de que tiene muchas similitudes con otras de sus "divinidades hermanas" ibéricas, como su habitual aparición en las fechas de San Juan o del Solsticio estival, en este caso nos encontramos ante una curiosa simbiosis entre la xana y otra figura mitológica muy importante en el folklore asturiano, como es la cuélebre, pues la xana, al aparecerse en las fechas sanjuaneras al osado que a ella se acerque, se metamorfosea en una gran serpiente que se enrosca en el desafortunado o afortunado, según sea el desenlace del encuentro, pues puede acabar bien o no tan bien para el susodicho.
Decir que, más allá de la parte superficial de esta historia, que a continuación recogemos, extrayendo unas líneas de Gargoris y Habidis, se esconde un claro mensaje simbólico que va mucho más allá de la riqueza material.

Vistas hacia la braña de Leiriella, lugar frecuentado por la xana-cuélebre. Al fondo el Mar Cantábrico y Luarca - Foto: alobouzo.blogspot.com

Fuente: Gargoris y Habidis: una historia mágica de España. Fernando Sánchez Dragó.

Y escuché cerca de Luarca, en la braña de Leiriella, la increíble y estupenda historia exhumada, durante su único paréntesis de sinceridad, por un detestable charlatán de pista circense, el vaqueiro más redomado y menos espontáneo de cuantos aquel viaje me deparó. Gusta de peinarse -dijo- sobre una peña situada no lejos de aquí cierta xana famosa por su hermosura y generosidad. Los hombres pueden y deben acercarse a ella mañanitas de San Juan para decirle: toma de mi pobreza, dame tu riqueza. Entonces el hada se transforma en bicha y empieza a enroscarse lentamente en el cuerpo de su interlocutor, anillándolo de pies a cabeza. Si el cuitado aguanta y no se descompone ni siquiera al percibir el aliento del animal en sus pestañas, éste recula sin apresurarse, regresa a la roca, se instala nuevamente en su apariencia de espíritu femenino, llena el cesto del vaqueiro con objetos sutiles o invisibles y le conmina a llevarlo hasta su casa sin bajar la vista. Desenlace más que evidente: se descubre oro a raudales en el cuévano de quien supo obedecer.

4 comentarios:

  1. Miguel E. Lozanodomingo, mayo 07, 2017

    Muy interesante amigo Argantonios. ¿Sabes si las xanas son especificas de la zona de los vaqueiros de alzada o son en general de toda Asturias?
    El gran investigador Juan Garcia Atienza, en su libro sobre los pueblos malditos españoles, habla de los vaqueiros de alzada del occidente asturiano y de otro pueblo maldito mas desconicido pero que guarda muchas similitudes con ellos, los "brañeros de Logrosán", del sur cacereño. Roso de Luna tambien los menciona.
    En Extremadura, creo que también se dan leyendas parecidas al cuélebre asturiano, quien sabe si traídas en tiempos ancestrales por los vaqueiros asturianos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel. Son en general de toda Asturias y de zonas limítrofes, aunque, en parte, con distinta morfología; por ejemplo en Cantabria se las llama anjanas y en ocasiones también janas. Ahora releyendo el texto que hice, la verdad que trae a confusión, porque al colocar entre "estamos en Asturias..." y "...de ahí que su denominación sea la de xana" la mención al occidente asturiano y a los vaqueiros, pareciera que estuviera diciendo que sólo son de esa zona asturiana, pero no, se las llama así en toda Asturias, así que disculpa por la confusa redacción.
      Muchas gracias por la aportación de los brañeros de Logrosán. Los he oído mencionar, pero no tuve la suerte de leer el libro de Juan García Atienza, libro que, por cierto, parece difícil de conseguir, con lo que apenas sé nada de ellos. Roso de Luna siendo, además, de Logrosán, seguro que era buen conocedor; aunque más bien fuera por lo gran estudioso que era que por ser de allí, pues ya se sabe que a veces podemos tener algo muy interesante cerca de nosotros o pertenecer a nuestro pasado y desconocerlo por completo.
      En Extremadura me suena lo de bastarda, lo leí en el blog de Extremadura Secreta. ¿Conoces más casos u otros nombres que pudiera tener en la zona extremeña?.
      Un fuerte abrazo, amigo, y un honor como siempre leerte.

      Eliminar
  2. Miguel E. Lozanolunes, mayo 08, 2017

    Hola Argantonios. Tienes razón amigo, leí el libro de Garcia Atienza hace mucho tiempo, pero no he podido encontrarlo después, al querer releerlo. Lo que llama mucho la atención de los Brañeros de Logrosán( que al parecer compartían con los Vaqueiros de alzada su actividad ganadera, su aislamiento, sus costumbres y cultura propias, su nomadismo) es precisamente su nombre; ya que "braña" es una palabra mas del norte ibérico que de las tierras extremeñas, lo cual induce a pensar su posible procedencia cantábrica.
    Logrosán, está cerca de Cañamero (a la que dedicaste hace poco también una entrada referente a unas pinturas rupestres, y que aparte de tener un excelente vino, creo que es una zona brujeril).
    En cuanto a lo que me preguntas, si sigues el blog de Extremadura Secreta, encontrarás por ejemplo a la Caragontía de Montanchez, aunque en este caso no está relacionada con xanas o seres mitológicos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola. Qué curioso ese detalle que apuntas, no había caído en ello. Tiene toda la pinta de que un grupo de vaqueiros bajara a tierras más meridionales y se situara en la zona de Logrosán. Gracias por el resto de informaciones que me apuntas, tomo nota de todo ello.
    Otro abrazo, amigo.

    ResponderEliminar

 
Tweets por @IberiaMagica